Derechos Ciudadanos de Jóvenes.

   
La plataforma estratégica de este proyecto reside en cuatro elementos básicos: el enfoque de derechos; vinculado al proceso de desarrollo local; conocimiento y cambio de actitud de jóvenes; la socialización de las experiencias; y la visibilización del potencial de cambios que encierran los y las jóvenes.

Se trata entonces de impulsar un proceso interactivo entre jóvenes y adultos, en donde los primeros se decidan a tomar parte del proceso de desarrollo y los segundos superen criterios de “madurez”, “experiencia”, “capacidad”, “conocimiento” frente a los y las jóvenes. 

En consecuencia, nuestra propuesta encierra dos grupos metas: uno directo (hacia jóvenes) y otro indirecto (hacia adultos).

El grupo meta directo real de este proyecto se aproxima a la cantidad de 660 jóvenes originarios de 66 comunidades rurales de los municipios de San José de los Remates, San Lorenzo, Teustepe y Boaco. Estamos hablando de que este proyecto se propone involucrar a 10 jóvenes por comunidad (66 comunidades). Entre esas personas, se prevé la participación de 390 mujeres jóvenes. En términos indirectos, el proyecto impactará en 990 personas organizadas en los Comités de Desarrollo Comarcal (CDC), siendo la mayoría personas superiores a los 30 años de edad. Otro tanto, cerca de 210 personas (126 mujeres) vinculadas a los Comités de Desarrollo Municipal (CDM) en estos municipios. 

Objetivo Global:  La consolidación de una cultura de paz, democracia participativa y respeto a los derechos humanos de las y los jóvenes en la región centroamericana a través de su participación e inclusión en el desarrollo local, nacional y regional.

Objetivo Específico:
Prevención de la violencia y promoción del desarrollo integral de los y las jóvenes mesoamericanas a través de iniciativas y actividades de organizaciones juveniles formadas y fortalecidas que influyen en la política pública.

Resultados Esperados.
  • La violencia entre los y las jóvenes y el reclutamiento de nuevos miembros a las pandillas juveniles (maras) en las regiones seleccionadas de Centroamérica ha disminuido.
  • Las y los jóvenes participan activamente en organizaciones realizando acciones comunitarias y socioeducativas y han fortalecido sus derechos y potencialidades para el ejercicio responsable de su ciudadanía y la sostenibilidad de sus organizaciones.
  • Al menos 15 Organizaciones e instituciones realizan acciones de comunicación para la sensibilización social, promoviendo los derechos juveniles y una cultura de paz, contrarrestando la estigmatización y criminalización de las y los jóvenes.
  • Las instituciones estatales locales y nacionales iniciaron el debate y la implementación sobre las políticas públicas y legislación que promueven el desarrollo integral de las y los jóvenes a partir de procesos de incidencia promovidos por organizaciones juveniles y sociales.
  • Se estableció una red de organizaciones juveniles mesoamericanas contra la violencia.





Total monto del proyecto
$ 111,185.00